viernes, 18 de octubre de 2013

Un Curso de Milagros - Libro de Ejercicios (XXX)



Un Curso de Milagros - Libro de Ejercicios (XXX)

14. ¿Qué soy?

351.Mi hermano impecable es mi guía a la paz. Mi hermano pecador es mi guía al dolor.
352.Los juicios son lo opuesto al Amor. De los juicios procede todo el dolor del mundo, y del Amor, la paz de Dios.
353.Mis ojos, mi boca, mis manos y mis pies tienen hoy un sólo propósito: estar al servicio de Cristo a fin de que Él pueda utilizarlos para bendecir al mundo con milagros.
354.Cristo y yo nos encontramos unidos en paz y seguros de nuestro propósito. Su Creador reside en Él, tal como Él reside en mí.
355.La paz, la dicha y los milagros que otorgaré cuando acepte la Palabra de Dios son ilimitados.
356.La enfermedad no es sino otro nombre para el pecado. La curación no es sino otro nombre para Dios. El milagro es, por lo tanto, una invocación que se le hace a Él.
357.La verdad contesta toda invocación que le hacemos a Dios, respondiendo en primer lugar con milagros, y luego retornando a nosotros para ser ella misma. 358.Ninguna invocación a Dios puede dejar de ser oída o no recibir respuesta. Y de esto puedo estar seguro: Su respuesta es la única que realmente deseo. 359.La respuesta de Dios es alguna forma de paz. Todo dolor sana; toda aflicción queda reemplazada por la dicha. Las puertas de la prisión se abren. Y se comprende que todo pecado no es más que un simple error.
360.Que la paz sea conmigo, el santo Hijo de Dios. Que la paz sea con mi hermano, que es uno conmigo. Y que a través nuestro el mundo sea bendecido con paz. Lecciones finales Intoducción.
361. - 365. Te entrego ese instante santo. Sé Tú Quien dirige, pues quiero simplemente seguirte, seguro de que Tu dirección me brindará paz.

Epílogo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario